No es bueno quejarse…

el

No es bueno quejarse…si, de nada! En el libro de lo Salmos, el numero 78 verso 6 leemos: “Para que lo sepa la generación que viene, los hijos que nazcan, y estos a su vez se levanten y lo  cuenten a sus hijos, a fin de que pongan en Dios su confianza y no se olviden de lo que ha hecho, para que obedezcan sus mandamientos y no fueran como sus antepasados….” (Versión popular). En esencia este salmo se refiere a la fidelidad de Dios al pueblo de Israel mientras vagaba en el desierto, como ha pesar de la terquedad y obstinacion del pueblo, Dios se mantuvo fiel a su promesa.

Y qué tiene que ver esto con quejarse? Si bien, muchos conocemos la mayoria de los detalles de como habia murmuradores entre el pueblo y como la mayoria fueron consumidos, y como también tentaron a Dios demandandole agua y alimentos y muchas mas maneras en las que pecaron probando a Dios hasta el punto de que toda una generación muriera en el desierto en un transcurso de 40 años. En resumén, fue porque se quejaron. Aún Moisés se quejó.

Quejar viene del latín quassiare, de quassare, golpear violentamente o quebrantar,  dicho en primera persona es manifestar el resentimiento que se  tiene de otra. Realmente no se puede usar una palabra mejor para describir lo que hacia el pueblo en el desierto. Todos esos quejosos golpeaban violentamente la Promesa al poner a prueba lo que Dios pudiera hacer. Decian: (sal.78:20-21)“¿Podrá dar también pan?¿Dispondrá carne para su pueblo?. Y lo oyó Jehová y se indignó…” Claro que Dios podia hacer eso, ya había abierto el mar, habia humillado al faraón con tremendas señales y ademas los habia llenado con oro y riquezas al salir de Egipto, solo les esperaba ser pacientes y llegar a la Tierra donde fluye leche y miel, esa era la Promesa.

Ahora, ¿qué tiene que ver eso con nosotros? Tu y yo tenemos que saber esto bien (recuerdas el versiculo al principio?) imagino que Esteban sabia este salmo de memoria y no dudo que se haya referido a éste en parte mientras presentaba su defensa ante el sumo sacerdote. Nosotros (los que hemos creido!) somo el Pueblo de Dios y mientras llegamos al día del cumplimiento de su Promesa (la Vida Eterna) para entrar en su reposo caminamos por este desierto (la vida) alimentandonos con ese bendito maná del cielo (Jesús, ver Juan 6:32 al 36). Y la verdad es que mientras tengas vida,techo, ropa y alimento diario no necesitas más nada. Y hablo en ambos sentidos: Espiritual y físico. La mayoria de los cristianos modernos (y mas los del vecino país del norte) no pueden vivir sin las grandes comodidades que el mercado ofrece. Muchos no sabemos vivir con austeridad, ojo, no digo vivir en pobreza (que es la falta de techo, ropa y alimento diario). Saber vivir sobrio, sencillo y contento con lo que se tiene sin el afan de adquirir algo que real y friamente no necesitamos. A veces escucho “hermanos” que oran y ayunan por que Dios les de un nuevo carro o una nueva y mejor casa, que reclaman a Dios cosas que declaran les “pertenece” y a veces que les “llueva dinero” o se ganen la loteria y generalmente no se nos cumple!( si, yo también lo he hecho ja ja =S ) Pareceria que vivieramos inconformes con lo que tenemos que queremos más y más y a veces nuestras peticiones de oración suenan mas como Quejas de oración. “Dios, el carro que tengo no me gusta mas, esta feo y no es del año, quiero uno nuevo…He leído que tu eres el Dios de las riquezas y bla bla…” No era así la queja de los Israelitas hacia Dios, si lees con cuidado, los israelitas salieron de Egipto con ganado y riquezas y si querian comer carne pues podian cocer un cordero, vaca o que sé yo. Si querian agua sabian cavar pozos…pero aah, solo se acordaban de como vivian en Egipto, ya estaban inconformes con lo que tenian y luego, venia la Queja! Se olvidaban de El Gran Poder de Dios y sus Promesas. Ellos querian todo facíl. Muchos hoy día dicen: “Dios bendiceme con un mejor sueldo, que me suban de puesto…” Y llegan a sus empleos y en nada superan a sus compañeros, a veces somos el que llega tarde, el que deja las cosas incompletas y de mas verguenzas…y aún nos Quejamos!  Hace unos días platicaba con una amiga que pidio empleo en un local de comercio y en su entrevista de empleo me comento que el dueño se enteró de que mi amiga era cristiana y que no queria contratarla pues el dueño manifesto que sus peores empleadas habian sido cristianas, eran las que mas faltaban ( ya sabran…clarooo, se la mantienen en congresos y reuniones, cafecitos, etc) y que aparte reclamaban más de  lo que se les pagaba (pues ya sabran porque). Mi amiga apenada hablo con el dueño y le prometió que con ella no sería igual (tengo que admitir que mi amiga sale de los parametros de los “hermanos” promedio) y hasta el día de hoy sigue trabajando para esa empresa y esta por ser encargada de uno de los locales.

No es bueno quejarse, lo mejor es ser agradecido, como dice: “Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios.” 2 Cor. 9:11(NVI)

7 »Sólo dos cosas te pido, Señor;
      no me las niegues antes de que muera:
8 Aleja de mí la falsedad y la mentira;
      no me des pobreza ni riquezas
      sino sólo el pan de cada día.
9 Porque teniendo mucho, podría desconocerte
      y decir: “¿Y quién es el Señor?”
   Y teniendo poco, podría llegar a robar
      y deshonrar así el nombre de mi Dios. Proverbios 30:7-9
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s