Juarez Wait, Heaven calls me!

“El requisito principal del misionero no es el amor por las almas, como dicen a menudo, es el Amor por Cristo” -Vance  Havner 

Este mes fue muy especial! Ya se inauguro el edificio donde ahora podrá juntarse libremente la Iglesia de Nusavi y pedimos a Dios que sea llena de los pobladores no solo de ahí sino de todos los pueblos en derredor. En medio de amenazas y percances varios hermanos de diferentes partes de Guerrero se dieron cita para la celebración de este privilegio que Dios nos ha dado. La curiosidad atrajo a varios que no contábamos  desde funcionarios de gobierno del municipio hasta el hermano del gobernador del estado de Guerrero, también hermanos que han sembraron en esa zona desde la década de los 90 y fueron a ver con sus propios ojos lo que en su tiempo ellos soñaron. Bien dice por ahí: “Uno es el que siembra y otro el que cosecha”. También mi tiempo en el pueblo se dio por terminado y fue difícil salir del pueblo en medio de lagrimas y fuertes abrazos no solo de amistad sino del alma, pues he quedado entrelazado con el amor de los hermanos que Dios a procreado ahí. Muchos al final tuvieron muchas ideas de que podría hacer ahí pero todo era un esfuerzo por que me quedará más tiempo con ellos. Sé muy bien que mi presencia ahí no es esencial pero si Dios lo pide, ¿cómo le puedo decir que no? Ademas lo que más me preocupa no son los hermanos en si mismos, sino toda esa mafia de sectas que engañan y confunden a los que no creen (y bueno, hasta los que si creen) y que rápidamente se están esparciendo por el lugar, entre ellos los más peligrosos, unos llamados “Unitarios” que niegan la trinidad con afirmaciones racionales y los “testigos de Jehová” que se presentan como cristianos entre los indígenas. Pidan al Padre que establezca su Reino con Poder del cual Jesús es Rey y Señor. Que el animismo que reina entre los pueblos indígenas sea derribado y que las autoridades de cada pueblo no cierre las puertas a los misioneros. El próximo mes será la fiesta Patronal del Pueblo y es la semana más dura para los hermanos pues por “ley del pueblo”, TODOS tienen que cooperar y participar. Intercede por ellos para que se mantengan fuertes y llenos de sabiduría y prudencia, bueno y porque no, también valentía para testificar en cualquier oportunidad.

Estaré algunos días en Tlaxiaco esperando la dirección del Señor y espero estar de vuelta pronto en Ciudad Juárez! Que Dios los bendiga muchísimo y gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s