¿Las buenas personas van al cielo?

el

gente buenaLa respuesta inmediata es sí. El único “pero” es que, a los ojos de Dios, no hay buenas personas.

Ray Comfort.- Profundamente me siento consternado cuando escucho a un “hermano cristiano” decirle a un incrédulo que él es una buena persona. Jesús dijo que no hay nadie bueno sino solo Dios (Marcos 10:18). Cualquiera que diga que los seres humanos son buenos estaría diciendo que Jesús es un mentiroso. Lo que me concierne no es solo que el incrédulo sea confirmado en su engaño, sino que también me hace dudar de la autenticidad de la salvación del cristiano, porque pareciera no tener entendimiento bíblico del pecado mismo. Este engaño viene cuando no se usa la Ley para mostrar el conocimiento de pecado (Rom. 3:19,20) y mostrar el pecado como es: “extremadamente malo” (Rom. 7:13).

No es de sorprenderse pues, que los “cristianos” que piensan que los pecadores son buenos, crean que predicar el evangelio simplemente se trate de decirle a la gente “Jesús te ama”; algo así no tiene precedente en las escrituras. Donde sea que se predique del Amor de Cristo, por lo regular esta en directa correlación con la Cruz y la Cruz no tiene sentido si no se habla del pecado y el pecado no tiene sentido si no se habla de la Ley, pues “pecado es la transgresión de la Ley” (1 Juan 3:4).

Yo pensaba que era una buena persona hasta que entendí que a los Ojos de Dios, “buena persona” significa ser moralmente perfecto. La única regla por la cual podemos medir nuestra moralidad son “Los diez mandamientos”. Fue a través de la Ley moral de Dios que yo comprendí que Dios considera la lujuria como adulterio y el odio como asesinato. Cuando yo me mido a mí mismo con ese “estándar”  me doy cuenta que no soy bueno. En lo absoluto.

Tampoco es de sorprenderse en este caso que los incrédulos respondan bonito a estos mensajes. La razón es porque nunca se sienten ofendidos por el mensaje ni mucho menos sienten pesar por haber ofendido a Dios. En comparación con Jesús y los apóstoles, todos fueron rechazados, golpeados y muertos; la razón: Sus mensajes describían la realidad caída del hombre y que necesitaban un Salvador.

Por lo tanto, fallar en advertir a los pecadores de las terribles consecuencias del pecado (condenación en el infierno), y decirles que son buenas personas, es una horrible y cruel traición. Jesús advirtió: “Ay de ustedes cuando todos los hombres hablen bien de ustedes! Porque así hacían sus padres con los falsos profetas”. La única manera de llegar al cielo es, por así decirlo, vestirse del único bueno: Jesús. Pon tu Fe en Jesús, demuestra que ya no quieres hacer lo malo y camina en dirección hacía él. El dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mi.” (Juan 14:6)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s