Ira Tempestuosa

el

Ira tempestuosa

“Y le dijeron: ¿Qué haremos contigo para que el mar se nos aquiete? Porque el mar se iba embraveciendo más y más. El les respondió: Tomadme y echadme al mar, y el mar se os aquietará; porque yo sé que por mi causa ha venido esta gran tempestad sobre vosotros.” Jonás 1:11,12

La humanidad ha pecado desde Adán hasta hoy y cuanto más pecamos, más provocamos la ira de Dios como un mar tempestuoso. Sin embargo, asombrosamente,  así como Jonás, hace más de 2000 años el Hombre de Nazaret dijo también: “Tomenme y echenme al mar de la ira de Dios.” “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos” (Juan 15:13). El hombre, Cristo Jesús se hizo pecado por nosotros, y en Él nuestros pecados fueron echados al fondo del mar del olvido de Dios. Ahora la tormenta de la ira de Dios está en calma para todos los que confían en Él, el único Salvador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s