Cómo levantar el espanto!

Les presento una anécdota de nuestra amiga, misionera en los pueblos indígenas de Oaxaca, entre los míxtecos. Es interesante conocer un poco de sus costumbres y rituales que tienen aún presentes en pleno siglo XXI.

“Ticuà es una población nativa de míxtecos ubicado en Oaxaca. Existen historias y

temores muy arraigados en sus vidas, desde su niñez son enseñados por los padres así

mismo puedan conocer las tradiciones de sus ancestros y sea pasada de generación

en generación, tienen su propia forma de sanar/curarse de alguna enfermedad que es

provocada por miedo, en algún determinado lugar, cuando se cayeron, si les salió una

víbora, o recibir aire al estar en contacto en una cueva.

“Juanita” es una adolescente de 14 años, asiste al albergue escolar donde les

proporcionan desayuno, comida y cena. He tenido la oportunidad de poder platicar

con ella, animándole a que se alimente bien, debido a que las maestras de cocina

me dijeron que tuvo anemia, los doctores al ver sus análisis le había diagnóstico

“leucemia”. Ella me platico que ya no está enferma, ya había sanado porque

su abuelito le dijo; que era mejor “levantar el espanto” y que así se curaría de

la enfermedad que los doctores le habían diagnosticado, debido que la supuesta

enfermedad que tenía era por algún “susto”, Ella se desmayaba constantemente

debido a su mala alimentación. Su abuelito le hizo una limpia, tomo dos gallinas vivas

(depende de los lugares que la persona haya pasado algún susto puede ser hasta tres

gallinas, para ofrecer las comida y bebida) y limpiaron todo su cuerpo, posteriormente

los mataron e hicieron mole, y recorrieron los posible ocho lugares donde pudo

haberse asustado, en cada uno de ellos, hicieron un pequeño hoyo y enterraron una

porción del pollo con mole, tortilla y bebida, y lo taparon. Esto ofreció a la tierra para

que fuera sanada. “Juanita” menciona que al último se comen el mole de lo que sobra

y que es más delicioso y tiene más sabor, porque es parte del ritual. Lupita dice que

su abuelito hizo todo y ahora ya no tiene nada se encuentra muy bien! Eso fue que la

curo. Existen otras historias “como temor a los fuertes vientos”, la luna llena, el búho

aves de mala suerte o malagüero.”

“Micaela” como la conocemos, ya lleva casi dos años entre los pueblos indígenas, si sientes el deseo de apoyarla de alguna manera económica puedes hacerlo. Por ultimo no olvides orar por ella y por el pueblo míxteco que según estimaciones es la tercer Etnia más grande en México. Para más info escribenos por aqui.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s