En la busqueda. Wallpaper.

wpx34

“Haber encontrado a Dios y todavía perseguirlo es la paradoja de amor en el alma” -A. W. Tozer

Oh Dios, tú eres mi Dios;
    de todo corazón te busco.
Mi alma tiene sed de ti;
    todo mi cuerpo te anhela
en esta tierra reseca y agotada
    donde no hay agua.” -Salmo 63:1 (NTV)

En nuestro andar como hijos de Dios no debemos perder de vista que nuestra razón principal de existir es “amar a Dios con todo lo que somos” y quiero decir con eso a llevar una relación íntima con Él. Pudiéramos tomar el ejemplo de el rey David, quien siempre llevó una vida agitada y de un lugar a otro pero nunca descuido de mantener una relación cercana a su creador. Pareciera que David entendía bien lo que significaba poner por encima de todas las cosas a Dios y por lo tanto Dios lo llama un hombre “conforme a su corazón.” Veamos algunas cualidades de David:

1.-David es un adorador.-Cualquiera que fuera la situación, en alegría, en tristeza, en angustia, en persecución, en victoria, en derrota, en luto o traicionado, David adoraba! Continuamente leemos en  los libros de Samuel que David adoraba en todo momento, su corazón se desbordaba en cánticos de gratitud y adoración. ¿Por qué hacía esto? David sabia que cualquier circunstancia giraba alrededor de los planes y la voluntad de Dios y que Dios mismo lo amaba, en consecuencia: un libro de Salmos llenos de sabiduría y una constante experiencia cerca de Dios. El salmo 103 resume una perspectiva de este estilo de vida.

2.-David tiene una Fe inquebrantable.- Desde el día que este niño se levanto en contra del gigante Goliat, supimos que este sería un gran hombre de Fe…y así fue. David en ningún momento dudó de Dios y de su poder. A pesar de David conocer sus propias fallas el confiaba completamente en que Dios tenía el poder para cambiar su situación (Sal. 51), cada vez que había que tomar una decisión importante antes que nada consultaba a Dios (1 Samuel 23:2,4, 10-12, etc) Su Fe inquebrantable le hizo sostenerse vagando en el desierto perseguido por Saul, esperando el día del cumplimiento de la promesa que un día sería rey de Israel; pasaron casi 30 años para que esto fuera realidad.

3.-David es un hombre temeroso de Dios.- Y con esto quiero decir que tomaba en serio la Ley de Dios, su Palabra y sus Promesas. David escribe en lo Salmos:”El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, Y tu ley está en medio de mi corazón.” Salmo 40:8 (NVI) Para David era un deleite conocer más y más a Dios y cuanto más lo conocía, más sabía como agradar a Dios y lo que representaban sus palabras en la Ley. David entendía a la perfección que Dios es quien tiene la autoridad y control de todo lo que pasa en este universo y cuando David tenía la oportunidad de tomar parte en hacer su voluntad a su manera su corazón se turbaba (1 Samuel 24:5: Después de esto se turbó el corazón de David, porque había cortado la orilla del manto de Saúl.) David entendía perfectamente que un día Dios se haría cargo de Saul a Su Manera. A lo largo de los años David aprendió a tener misericordia de sus “enemigos” así cómo Dios muchas veces había tenido misericordia de el.

Estas son solo 3 características de muchas que pudiéramos observar en David, pero nota bien que las 3 tienen que ver con la búsqueda de Dios. Si has decidido amar a Dios y buscarlo con todo tu ser…sin dudar, serás un hombre o mujer conforme al corazón de Dios.

Oh alma mía, dijiste a Jehová:
Tú eres mi Señor;
No hay para mí bien fuera de ti.” Salmo 16:2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s