Amor Genuino

Amor Genuino“El Amor Genuino por Jesús se manifiesta en la obediencia Genuina a Él”

“Si me amáis, guardad mis mandamientos” Juan 14:15

Hoy en día vivimos en una cultura romántica en la Iglesia. Tenemos miles de canciones de “yo amo a Jesús”. Cuando escuchamos algún testimonio se suele decir que “sentí un calor por mi cuerpo y supe que él me amaba”. Vemos en los muros de las redes sociales declaraciones hyper-románticas para Jesús tales como: “Por ti Jesús bajaría el sol, la luna y las estrellas…” y sin embargo todo este amor expresado en exceso por miles de personas no lo vemos impactado en nuestras sociedades. ¿Lo has notado tú también?

El Problema de todo esto es que, en nuestra generación, hemos confundido el hecho de que el amor es más una “emoción” que una “decisión”. Jesús siempre ha sido claro con esto del amor hacia él y lo dijo claro en el Capitulo 14 de Juan (versión NTV): “Si me aman, obedezcan mis mandamientos” (vs. 15) “ Los que aceptan mis mandamientos y los obedecen son los que me aman. Y, porque me aman a mí, mi Padre los amará a ellos” (vs. 21) “Todos los que me aman harán lo que yo diga.”(vs. 23) y por ultimo, “El que no me ama no me obedece” (vs. 24).  

Creo que Jesús lo repitió tanto porque sabía que en el futuro habría personas que dirían que lo aman pero sin ni siquiera mostrar un ápice de obediencia a las Palabras de Jesús. Existe otro pasaje muy muy interesante respecto a esto y que por cierto es muy conocido, pero quizas muchos no entendemos las fuerzas de las palabras que aqui menciona Jesús y esta en Mateo Capitulo 7 versos 22 y 23:

“Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?  Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Aquí Jesús esta diciendo algo que realmente pasará en aquel día, no esta diciendo que “podría” pasar, esta afirmando que así será y lo dice para advertir a sus discípulos Cuando Jesús pronuncia la frase “hacedores de maldad” se esta refiriendo a la palabra griega anomia que significa “sin ley“. Sabemos que la ley son los mandatos de Dios que estableció para nosotros obedecerlos y Jesús cuando vino los resumió en dos importantes: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas” y dice “el segundo es semejante: amarás a tu prójimo como a ti mismo”. (mateo 22:37 y 39) Por lo tanto, parafraseando un poco lo que Jesús dice sería algo así:

“Aquel día muchos me dirán: Señor, Señor, nosotros siempre te dijimos que te amábamos y cantábamos canciones lindas para ti y hasta en las reuniones se salían los demonios con nuestros cantos proféticos y la gente se sanaba! Y entonces les diré: Nunca los conocí, aléjense de mí, ustedes que nunca me quisieron obedecer…”

Entonces la pregunta siguiente sería ¿Qué pues significa amar al Señor? Pues bien, traducir tu amor de palabras a Hechos. Se trata de una entrega total a Dios y una devoción completa a Él, una Obediencia Genuina a Jesús y sus Palabras. Si lees con atención la Biblia te darás cuenta que las personas que Dios usó son aquellas que le obedecieron por encima de sus sueños, sus emociones, sus planes a futuro, negándose completamente a si mismos.

Un ejemplo clarísimo de amor inmaduro y maduro es Pedro. Al final del evangelio de Juan en el cap. 21 vemos a Pedro de camino a su antigua profesión de pescador. Unos capítulos antes Pedro había declarado a Jesús que lo seguiría a donde fuese y que incluso estaría dispuesto a morir por él. (Jn. 13:37) y conocemos la historia que al final le negó, y cuando resucita Jesús les manda que le esperen en un cerro en particular (Mateo 28:16). Para Juan capitulo 21 vemos a Pedro al frente del grupo de discípulos y en lugar de esperar en aquel cerro, Pedro regresa junto con los discípulos a pescar y la Biblia dice que duraron toda la noche y no pescaron nada. A la madrugada aparece Jesús, y siendo soberano les da una lección suprema de lo que sucede cuando si obedecen, las redes se llenan hasta romper. Despues del gran desayuno que Jesús les prepara viene el tiempo de la platica importantisima con Pedro y le dice: “Simon, hijo de Jonas ¿Me amas más que estos?” (vs. 15) Esta pregunta va directa al grano porque Pedro ya en ocasiones anteriores le había dicho que lo amaba y por eso Pedro responde: “Sí, Señor; tú sabes que te amo.” Entonces Jesús queriendo enseñarle lo que significaría amarle le dice claramente “Apacienta mis corderos”. Es interesante que Jesús le respondió en las tres ocasiones con una orden en lugar de cuestión de sentimientos y emociones, en paráfrasis le dijo: ” Si me amas, que haces aquí pescando, ponte a trabajar para mi, cuida de mi gente por la que morí…”

Por ultimo, Jesús le dice a Pedro la manera en la que él sellaría su amor por Cristo y le revela la forma en la que habría de morir. Jesús sabe que ahora si mas que palabras, Pedro comenzaría a actuar para agradar a su Señor y le obedeció hasta la muerte. Y tú. ¿amas a Jesús?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s