“Jesús no existió!”

el

jesusexiste

Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. -Primer Carta de Juan, cap. 4 verso 15

Sorprendentemente, algunos escépticos afirman que Jesús no existió,  aunque para ello tendrían que rechazar todo el registro histórico del Nuevo Testamento. El Nuevo Testamento contiene cientos de referencias a Jesucristo, y en términos de evidencia de manuscritos antiguos, esto es extraordinariamente una fuerte prueba de la existencia de un hombre llamado Jesús de Nazaret a principios del siglo I d.C.

Mientras que los escépticos pueden optar por rechazar el mensaje moral de la Biblia, no pueden negar su exactitud histórica. Más de 25.000 hallazgos arqueológicos demuestran que las personas, lugares y eventos mencionados en la Biblia son reales y se describen con precisión. Ningún hallazgo arqueológico ha refutado la Biblia. De hecho, las descripciones de la Biblia ha confirmado hallazgos arqueológicos y a menudo han llevado a los arqueólogos a descubrimientos sorprendentes. El periodista Jeffery Sheler, el cual no es cristiano y es autor de el libro “¿Es la Biblia real?”, concluyó que “De manera extraordinaria, la arqueología moderna está afirmando el núcleo histórico del Antiguo y Nuevo Testamento, aprobando porciones claves de las historias Bíblicas cruciales.”

Además, una sorprendente cantidad de información acerca de Jesús se puede extraer de las fuentes históricas seculares.

370px-MII
Una copia del segundo manuscrito Médici de Anales, libro 15, capítulo 44; la página con la referencia a los cristianos.

De acuerdo con Richard M. Fales, “escritos que confirman su nacimiento, ministerio, muerte y resurrección incluyen Flavio Josefo (d.C.93), el Talmud de Babilonia (70-200 d.C.), Plinio el Joven, carta al emperador Trajano (aprox. 100 d.C. ), los Anales de Tácito ( 115-117 d..), Mara Bar Serapión (en algún momento después del año 73 d.C.), y  La vida de Claudio y la vida de Nero (120 d.C.) por Suetonio “.

En el primer siglo, el romano Tácito, considerado uno de los historiadores más precisos del mundo antiguo,  menciona:

“Nerón culpó e infligió las torturas más exquisitas a una clase odiada por sus abominaciones, quienes eran llamados cristianos por el populacho. Cristo, de quien el nombre tuvo su origen, sufrió la pena máxima durante el reinado de Tiberio a manos de uno de nuestros procuradores, Poncio Pilato”. (Anales [15.44])

Suetonio, secretario en jefe del emperador Adriano, escribió en su obra acerca de los Césares, en Claudius 25:  “Iudaeos impulsore Chresto assidue tumultuantis Roma expulit” ( Suetonio, Catharine Edwards (2001). Lives of the Caesars. pp. 184, 203. ) que se refiere a la expulsión de los Judíos de Roma según por disturbios ocasionados por instigación de Chresto (Cristo).  Lo cual concuerda con lo que queda registrado en el libro de Los Hechos cap. 18 vs, 2 que dice así:

“Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer, por cuanto Claudio había mandado que todos los judíos saliesen de Roma. Fue a ellos.”

Y por último, el reconocido historiador judío Josefo escribió:

“Entonces, vivió alrededor de este tiempo Jesús, un hombre sabio [si es lícito llamar a él un hombre], porque era un hacedor de maravillas, un maestro de tales hombres que reciben la verdad con placer. Atrajo hacia sí a muchos de los Judíos, y muchos de los gentiles. [Él era el Mesías.] Y cuando Pilato, a sugerencia de los hombres principales entre nosotros, lo había condenado a la cruz, los que le amaban al principio no le abandonaron [porque él se les apareció vivo otra vez al tercer día; como los profetas divinos habían predicho estas y otras diez mil cosas maravillosas acerca de él]. Y la tribu de los cristianos, llamada así por causa de él, no se han extinguido hasta la fecha.” (Flavius Josephus, Antiquities of the Jews, Book 18, Chapter 3, 3)

La existencia de Jesús en la historia de la humanidad va más allá de estos registros, el simple hecho del curso de la historia es suficiente, las millones de vidas cambiadas y la actual existencia de la Iglesia, la cual permanecerá pues “ni las puertas del hades prevalecerán contra ella”. Animo y sigue llevando el evangelio a toda criatura!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s