Veinte-Veinte. Diez años después.

¿Qué pasó? Hace tanto no escribo aqui y les pído mil disculpas. Nuestras vidas han dado tantos giros que hemos quedado un poco mareados pero seguimos con rumbo hacia Dios. Sí, seguimos aqui en la mixteca, seguimos siendo peregrinos y forasteros en este mundo. Seguimos por la Gracia de Dios que nos cubre y su…